Hoteles
Ofertas hoteles
 »   Noticias: 

El Parador de Teruel

Celebra su 50 Aniversario

 
 »   Descripción:
Antoni Costa i Costa, presidente consejero delegado de Paradores de Turismo, ha presidido hoy los actos conmemorativos del 50
Aniversario del Parador de Turismo de Teruel. Entre los asistentes han estado presentes numerosas personalidades, representantes del mundo empresarial, el equipo directivo de Paradores, así como antiguos directores y empleados del histórico establecimiento.
Los actos han dado comienzo a las 12,30 horas, con el descubrimiento de la placa conmemorativa y la firma en el libro de oro del hotel. Después ha comenzado un acto institucional en el que han intervenido, además del presidente de Paradores, el delegado
del Gobierno en Aragón, Javier Fernández; el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte, Javier Velasco, la alcaldesa de Teruel, Lucía Gómez; el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ángel Gracia, y el viceconsejero de Turismo, Javier
Callizo.

Durante su intervención, el presidente de Paradores explicó que el Parador de Teruel estará integrado en un nuevo producto que saldrá al mercado a principios de año denominado ‘Ruta del Maestrazgo’, que integrará también estancias en Benicarló,
Tortosa y Alcañiz, e incluso Morella una vez inaugurado su parador, que actualmente se encuentra en construcción. Esta ruta es un producto cerrado de siete noches que se ofrecerá a un precio muy competitivo.

Antoni Costa, además, puso en evidencia la importancia histórica del Parador de Teruel, uno de los establecimientos de la red pública que, además de servir como motor de dinamización turística, fue abanderado del crecimiento turístico que España conocería
en las próximas décadas.

El presidente de Paradores destacó los planes de futuro de Paradores e hizo distintas alusiones al plan estratégico de la empresa que, además de plantear una fuerte expansión
turística, aboga por la segmentación de la oferta y una mejor comercialización del producto de paradores, centrado en las Rutas y las ‘Experiencias’, una nueva oferta completa de ocio que potenciará el negocio de las empresas locales de servicios e
incrementará la colaboración con los ayuntamientos e instituciones locales.

Para terminar, Costa agradeció a la ciudad el cariño que siempre ha profesado al Parador, haciendo especial hincapié en el personal del mismo que, a su juicio, es quien ha hecho crecer en prestigio e importancia a este emblemático establecimiento hotelero.

Para finalizar, los participantes tuvieron la posibilidad de disfrutar de un cóctel, en el que no faltaron los productos de la zona.

Un edificio histórico

Los dos millones y medio de turistas que visitaron España en 1956 pusieron de relieve la absoluta necesidad de atender con carácter de urgencia todos aquellos sitios de indudable interés que carecían de un hospedaje en consonancia con sus necesidades.

Fruto de los planes de dinamización turística impulsados a principio de los años 50, y como respuesta al importante trabajo de promoción de la ciudad de Teruel, el 3 de septiembre de 1956 fue inaugurado el Parador de Turismo de Teruel.

Concebido con la idea de ofrecer servicio a los usuarios de las infraestructuras viarias de la zona, la apertura del establecimiento suponía una respuesta a las necesidades de la ciudad, un lugar con indudables atractivos turísticos, como la arquitectura mudéjar
única en el mundo, o la posibilidad de emprender excursiones monumentales a lugares tan emblemáticos como Albarracín o Calamocha, o enlazar por carretera con otros establecimientos de la Red como el de Medinaceli o el de Benicarló, en la costa
mediterránea.

Situado a dos kilómetros de la ciudad de Teruel, en la carretera de Sagunto, para su construcción se contó con uno de los más importantes arquitectos de la época, Osuna Fajardo, quién tras la obra del establecimiento turolense se encargó de proyectar la sede
del Ministerio de Turismo, en el madrileño paseo del Prado, que en la actualidad es el Ministerio de Defensa.

De fábrica de ladrillo, en el exterior se procuró guardar el estilo de la arquitectura civil aragonesa: gótico renacentista, de nobles fachadas con galería de arcos en el piso superior y amplios aleros de madera tallada. Desde el momento de su inauguración, contó con los adelantos de la época, disponiendo de 40 habitaciones dobles, con baño privado, agua caliente y fría, calefacción y teléfono, garaje y hasta un surtidor de gasolina, además de los servicios complementarios habituales en los Paradores: salones sociales, bar y restaurante.

En enero de 1983 se cerró por obras, para reabrir con nuevas instalaciones en diciembre de 1984. Fue inaugurado entonces con 20 habitaciones más (un total de 60 habitaciones dobles), 2 salones para banquetes y convenciones, aire acondicionado en salones y
comedor, 2 pistas de tenis y piscina.

La última mejora se realizó hace aproximadamente dos años y supuso dotar de aire acondicionado a toda la instalación hotelera, además de una adecuación de la decoración.

Su restaurante ofrece las recetas más apreciadas de la gastronomía turolense, con platos como el ternasco, las magras con tomate o la merluza a la baturra.

En la actualidad trabajan en el Parador un total de 45 personas y está dirigido desde hace tres años y medio por Eduardo Montero.
Publicado por Parador de Teruel -
 
 

 
 
© 2017 hotelesyapartamentos.com Guia de Hoteles, Apartamentos, Hostales y Villas.